24 de agosto de 2009

Yobo, yobo, bonsoir, ca va bien, merci!


Togo nos habia dejado un poco frios, asi que el contraste con la primera etapa de Benin, Grand Popo, fue importante. Recordaremos Grand Popo por su larguisima playa con olas y corrientes con instintos homicidas, su agradable "Auberge" con piscina (piscina para los cobardes, claro) y por haber conocido a Enrique y Javier. Estos dos grandes viajeros nos obsequiaron con buena conversacion, interesantes contactos y, sobre todo, sobre todo, un jamon iberico, un queso parmesano (el mismo que el anonimo nos indicaba en un mensaje) y unas aceitunas rellenas que nos supieron a gloria. Poco nos falto para hacerles la ola. Huelga decir que tales manjares duraron en nuestras manos lo que el agua en un cesto.

Ouidah, nuestro siguiente destino, es otro lugar clave en las rutas de los esclavos y tambien del vudu, asi que la ciudad esta cuajadita de alegorias a lo uno y a lo otro. Todos los eneros se celebra aqui un gran festival de vudu, que se comienza con el degollamiento de una cabra, asi, para abrir boca.

Aparentemente alguna guia coloca a la ciudad de Abomey, capital de los antiguos reyes de Dahomey, al mismo nivel de mito africano que Timbuctu y Zamzibar, algo asi como los tres lugares que hay que visitar en Africa.

12 de agosto de 2009

Togo

En esta ocasión la entrada en el país fue complicada. El no contar con un visado de entrada e intentar conseguirlo en una frontera de chichinabo en mitad de la nada no ayuda, claro. Pero hay que salpimentar un poco esta vida, qué caramba. Así que ahí nos presentamos más chulos que un ocho. Tras bastante discusión con todo el cuerpo policial de frontera (un tipo) y un muy negociado soborno para el susodicho (oculto bajo la apariencia de un transporte), fuimos escoltados en un taxi hasta otra frontera de más categoría a unos 30km., en donde nuestros visados de tránsito fueron cursados sin más dilación.


Finiquitado este embrollo administrativo, nos adentramos en Togo. Es un país geográficamente curioso, muy estrecho y bastante largo: 56km de costa y más de 600km desde el mar hasta su frontera norte con Burkina Faso. Además, y como sus vecinos, con sólo 5,5 millones habitantes disfruta de 40 etnias y no-sé-cuantas lenguas. Cuando pienso en los follones que tenemos en nuestro país...