21 de octubre de 2009

Gabón, el país de las buenas noches

Como con esto del "Gabón" a más de un euskaldun le entrará el sopor, intentaremos no soltaros la txapa de costumbre. ¿Por cierto, la mosca tse-tse o del sueño será originaria de Gabón? (me partooooo)

Bueno, un poco de seriedad. Nos despedimos de Camerún con pena..., y con un último intento de soborno policial: "todos los turistas que pasan por aquí pagan 2.000CFA (3€) cada uno"; "¿por qué?"; "a los turistas no se les permite preguntar por qué" "etc." Pero, firmes ante la insidiosa corrupción que asola la región :-), no pagamos. A los polis de esta parte del mundo se les conoce como los "mange-mille", aunque el susodicho era un auténtico "come-dosmiles".

En cuanto a Gabón, nos habían comentado que en este país los polis eran más corruptos y que en todos los puestos policiales de carretera pedían pasta, pero hasta ahora, na de na (a nosotros, que a otros compañeros de viaje ya hemos visto soltar la mosca). Y que siga.

Cruzamos la frontera de Camerún a Gabón por Kye-Ossi, que también comparte frontera con Guinea Ecuatorial, así que por ahí pululaban gentes de color (de color negro) hispanoparlantes. Una sensación un poco rara, como cuando en una peli de indios y vaqueros en la ETB, Toro Sentado habla en euskera. En fin, una pena no haber podido cruzar a Guinea Ecuatorial por los malditos visados.

5 de octubre de 2009

Sobre reyes, volcanes y pescaito

En la última entrega de nuestro apasionante relato viajero os dejamos en la Ring Road en Camerún. Y ahí comenzamos. Tanto en Kumbo como en Bafut visitamos los palacios de los fon, este último, patrimonio de la humanidad. Ya hemos hablado de estos reyes locales en otras ocasiones (Nigeria, Benin, el de Foumban en Camerún, etc.), pero es que realmente nos llaman la atencion y confieso que nos eran absolutamente desconocidos antes de llegar a estos lares. Pertenecientes a dinastías originadas hace cientos de años, los actuales reyes aparentemente disfrutan del respeto popular y de un considerable peso político. Aunque supeditados a la autoridad, digamos, normal o no-tradicional, se encargan de mediar en aspectos legales de carácter civil, participan en ceremonias varias e intervienen en todo tipo de cuestiones relativas a la tradición. El de Bafut reina sobre sobre aproximadamente 200.000 personas en unos 60 pueblos o comunidades. En estas comunidades hay jefes locales (de 1ª a 3ª categorías), cada uno con su "palacio", y que reportan al fon. Los reyes suelen tener su pequeña guardia real, su grupo de sirvientes y todos viven de lo que les da el gobierno, los turistas y/o las tierras del fon.